Translate

miércoles, 22 de febrero de 2017

LOS CORTICOIDES Y SUS EFECTOS

CONSECUENCIAS DE UN TRATAMIENTO CON CORTICOIDES

Las consecuencias de no atacar o retrasar el ataque y destrucción con eficiencia una infección bacteriana en un organismo pueden ser mortales si esa bacteria logra multiplicarse o activar un virus latente, por lo que acertar con un diagnóstico concreto aún se vuelve más complicado. Si la bacteria ha sido contraída en un ambiente y se prolongan las condiciones de este ambiente la infección puede desarrollarse más rápido.

El problema fundamental es que los gatos que acuden a las clínicas veterinarias presentan datos en los que no se puede descartar un Pif y, desgraciadamente, este suele ser el diagnostico principal.

Con este panorama, la administración de prednisolona junto con antibióticos de amplio espectro para combatir enfermedades oportunistas suele ser la práctica común, seguida de numerosas pruebas con el objetivo de afianzar este diagnóstico.

Pero lo que puede suceder con esta práctica y estos primeros momentos cruciales para el gato, es que se le someta aún a más estrés del que ya tiene, con ecografías, biopsias y continuas extracciones de sangre y medicamentos varios que estresan aún mas su cuerpo enfermo. Además, a medida que avanzan los días (y los cambios de tratamiento por no dar con la "fórmula mágica que haga recuperarse al gato"), los datos en nuevas analíticas pueden convertirse en una trampa, algo confuso o susceptible de modificaciones bruscas, no por la enfermedad en sí, si no por el propio estrés del gato o por sus particulares circunstancias.

Como comenta la Dra Addie en su apartado de la web http://www.catvirus.com/Spanish/treatmentsp.htm

"Antes de embarcarse en alguna de las siguientes terapias, es esencial asegurarse de que el diagnóstico es correcto ya que las drogas inmunosupresoras pueden empeorar notablemente otras afecciones (como la peritonitis bacterial o pleuritis)."

Y añade con respecto a este corticoide:
"La prednisolona nunca puede ser usada en gatos con peritonitis séptica o pleuritis, razón por la cual la citología es una parte muy importante del diagnostico de FIP. Habrá muchos mas glóbulos blancos en la efusión de un gato con sepsis y un buen citólogo podrá detectar la bacteria u hongo".

El problema está cuando hay que determinar si se trata de una peritonitis séptica, una bacteriana o de una peritonitis infecciosa felina. Y aquí es donde empiezan todos los problemas. Todas pueden presentar líquido, todas dan síntomas de apatía e inapetencia al gato y todas, no tratadas correctamente, pueden matar al gato.

Para empezar, un gato que se estresa mucho en el veterinario no puede dar valores fiables, un gato al que no le afecte acudir a un veterinario y se muestre tranquilo o confiado puede tener más oportunidad de tener un diagnostico más correcto o fiable en base a las pruebas. Eso no es algo que se tiene muy en cuenta a la hora de interpretar los datos y creo que es un error.

Es por ello que pido a dueños y veterinarios que se cercioren con todos los medios a su alcance de que la enfermedad que están presentando estos gatos es en un tanto por cierto elevado, cercano al 90%, un Pif, de lo contrario pueden estar acelerando un proceso hasta volverlo irrecuperable con este tipo de medicación.

Los corticoides se utilizan para anular el sistema inmunitario del gato y poder combatir así el origen de una alergia o una infección vírica. Ante un pif son un elemento paliativo eficaz puesto que retrasan el avance de esta enfermedad ralentizando el proceso de infección y destrucción de tejidos. Hoy por hoy, tras más de 30 años de estudio, el Pif sigue siendo una enfermedad felina mortal por lo que la administración de medicamentos es sólo de carácter paliativo, no curativo. Existen muy poquitos casos con un diagnóstico de Pif firme, tratados con éxito y algunos veterinarios sigue poniendo en duda que realmente fuera un diagnostico de pif correcto.

Por tanto, ante un diagnostico de pif, es decir, con una sentencia de muerte sobre sus cabezas, la lógica debe imponerse ante todo.

Si un gato ha sido diagnosticado de Pif tiene un promedio de vida corto, si se le anula el sistema inmunológico se trata de anularle lo único que podría salvarle... en el caso de que no fuera Pif.

Y quiero recordar algo que a mí me parece muy ilustrativo de la cantidad de errores que se producen en el diagnóstico de esta enfermedad:

"El 80% de los gatos diagnosticados  con PIF resultan estar afectados de otras enfermedades y el tratamiento para el PIF puede perjudicarles". No lo digo yo, (aunque puedo corroborarlo en muchos de los casos que me han llegado a estudio), lo dice la dra Addie en su libro:el PIF y el Coronavirus

Muchos veterinarios se apoyan en el hecho de que un pif es una vasculitis y por tanto una inflamación de órganos y eso puede producir un dolor o incomodidad al gato que debe ser contrarrestado con esteroides inmediatamente. Yo estoy totalmente de acuerdo que un gato con todas las piezas del puzzle del pif bien encajadas no debe sufrir sus últimos tiempos pero también estoy convencida que, con la honestidad por delante, si hay dudas de si se trata realmente de un Pif porque algunas piezas no encajen bien, no debieran aconsejar empezar con este tipo de tratamiento tan pronto, ya que le pueden quitar al gato la oportunidad de poder luchar con sus propias defensas.

Ante esto sólo cabe hacerse unas preguntas:
1.- ¿tiene mi gato una analítica 100% de Pif humedo/seco/mixto?
2.- ¿tiene mi gato un proteinograma 100% de pif?
3.- ¿no existen otros indicativos de otras enfermedades en curso?
3.- ¿tiene mi gato con comportamiento apático, inapetente y enfermo?

Y las respuestas han de ser tan serias y claras como las preguntas. (En un próximo post pondré en datos las piezas del puzzle de un pif, abajo pongo un enlace a los cuadros eleaborados por la Dra Addie para su detección temprana).

Si en alguna de estas preguntas hay dudas, los datos no se muestran tan claros o son todo lo contrario, hay una oportunidad de que se salve. No porque tenga un Pif que se coja a tiempo sino porque no tenga pif.

Mientras se sigan administrando corticoides como primera medida para combatir una enfermedad mortal, existe la posibilidad de estar cometiendo un error. Los córticos se prescriben ante una sospecha de enfermedades infecciosas como el pif y el pif se sospecha a través de los valores de unos test y estado general del animal.

Y como señala acertadamente creo que en una frase dicha por el Dr Petersen y secundada por la Dra Addie. "hay más gatos muertos por los test del pif que por la propia enfermedad".

Estos cuadros en formato pdf y actualizados a 2016 están publicados en la propia web de la Dra Addie, y sirven como ayuda a la detección "real" de un pif húmedo o seco. Están en inglés aunque creo que pueden ser suficientemente claros como para poder interpretarlos. Yo realicé en su día una versión en castellano de una versión previa en inglés elaborada por la Dra Addie en 2010 para veterinarios directamente o para dueños de gatos preocupados por esta enfermedad. Tengo el consentimiento expreso de la Dra Addie, a quién se ponga en contacto conmigo con el deseo de intentar salvar a ese animal, se lo puedo enviar si lo prefiere en ese idioma sin ningún problema, (el cambio es la manera de presentar los datos en una sola hoja y el idioma, no varía la información).

Espero y deseo que estos estudios realizados y esta conclusiones extraídas que estoy publicando ahora, ayuden a centrar más el diagnóstico de esta terrible enfermedad.

*****************************************************

Nota sobre la administración de corticoides: hay una omisión grave de información por parte de algunos veterinarios, posiblemente por creer que no es necesario advertir al dueño, por prisas o urgencia del momento o por simple olvido, que puede poner en peligro la vida del gato: la administracoión de corticoides conjuntamente a AINE`s pero sin ningún protector gástrico, puede traer graves complicaciones en el estado del animal.

Por favor, siempre dar un protector gástrico antes de dar cualquier medicación de este tipo.

Espero que esta información pueda ayudarles.

*****

4 comentarios:

  1. Tengo una gata de año y medio (creo porque la recogimos de la calle). El año pasado, cuando la recogimos,le hicimos el Test FelV/FIV y dió negativo. Tras ello le pusimos las vacunas pertinentes (2 y 2). Es una gata castrada.

    Este año, el día 11 de febrero, le pusimos la vacuna anual en una toma (RCPch y FelV). El día 20 de febrero empezó a actuar de forma extraña a lo que es habitual: se escapaba de nosotros, se escondía, y pasaba casi todo el tiempo tumbada. Así que el martes 21 decidimos llevarla al veterinario. Tenía fiebre. Le hicieron radiografía de tórax y abdomen, y análisis clínicos. Al parecer todo dio bien. Nos recetaron un antibiótico y para casa. Al día siguiente tuvimos que volver porque seguía con fiebre. Tuvieron que pincharle para bajarla. El jueves, milagrosamente, la fiebre desapareció y no ha vuelto (de momento). El caso es que la gata apenas se mueve, está completamente apática, no juega, le tengo que dar de comer con la mano porque no come de su plato, y pasa mucho rato aislada. Este lunes 27 le hicimos una ecografía de abdomen (todo bien), y lo siguiente será un coprológico.

    El caso es que empiezo a estar un poco cansada y desconfío de mis veterinarios. No tienen ni idea de qué puede ser, y sólo me indican una prueba tras otra. Coprológico, análisis de laboratorio, vías respiratorias, etc etc etc.... Y no saben darme ningún tipo de posible solución a mi problema.

    Actualmente sus síntomas son los que indicas en tu post del 31 de agosto del 2013: está huidiza; come bien, pero de mi mano o tengo que acercarle el comedero donde esté ella;No hace apenas ejercicio, parece cansada; A veces se levanta y sale corriendo como si le picara o molestara algo; duerme más; parece débil; camina raro y despacio, y se tumba diferente (con las patas delanteras como hacia adentro); está decaída; le vacunamos recientemente...

    No sé si podrías ayudarme o darme alguna pista de qué podría ser. ¿Cabe la posibilidad de que sea PIF? Ningún veterinario me lo ha mencionado...

    Mi correo es elenarubio22@gmail.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Elena, te escribo a tu correo. Una vacuna puede estresar un cuerpo y activar algun virus que estuviea latente. La coincidencia deempezar a tener apatía con una tetravalente o pentavalente es grande. Que no haya vuelto la fiebre es un buen dato. Esa postura que describes puede ser producto de que no esté respirando bien. Te comento en tu correo más cosas por si puedes aportar más datos. Gracias por tu confianza. Un abrazo

      Eliminar
  2. Hola Cristina. Acabo de descubrir tu blog investigando sobre cómo puedo ayudar a mi gatito de 11 meses diagnosticado de PIF, aunque claro, no me lo pueden asegurar...Estamos tan perdidos como desesperados porque después de dar positivo en coronavirus en la analítica y ven en ecografía que tenía un inflamación en, creo, los nódulos linfáticos, mis veterinarios me aconsejan dormirle.....y nos morimos de pena sólo de pensarlo.
    El gatito tiene 11 meses, comenzó hace 2 con problemitas de estómago, vómitos y diarrea, pero con ranitidina, remitieron....pero estaba cada vez más apático, delgadito, no juega.....y tras llevarle de nuevo no "diagnostican" sin certeza, PIF.
    No presenta exudado, así que no sería la versión húmeda.....
    Llevamos varios días con antibiótico, vitaminas y corticoides, y cuando no tiene fiebre, está más activo, como por si mismo...como si estuvises un poquito mejor, aunque se le sigue notando que no se debe encontrar bien del todo.................pero cundo he leído tu post sobre darle corticoides sin la certeza de que sea pif me he preocupado un montón.

    El veterinario nos mandó a casa con la medicación para probar unos días y si no había mejoría, directamente dormirle........y esta tarde tenemos que volver para que le vea, y sinceramente, no quiero ni ir.....porque la sensación de "no podemos hacer nada por él"
    ¿Qué hago? ¿le dejamos de dar los corticoides por si acaso? está un poco mejor, me da miedo que empeore....

    Estamos desesperados por lo que te agradecería cualquier idea que puedas aportarnos para salvar a nuestro pequeñajo.

    Mi correo es gerdundul@gmail.com

    Mil gracias por adelantado

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mari Cruz, ya no voy a atender más casos porque si lees mi último post comprenderás que hoy por hoy es muy difícil encontrar veterinarios que quieran intentar salvar a los gatos con "diagnóstico de pif".

      Tienes dos opciones:
      1.- le quitas los córticos y apuestas por intentar salvarlo
      2.- le dejas los córticos y si sigue decayendo en unos días lo dormirás.

      Si es pif morirá sí o sí, con o sin córticos.
      Si no es pif solo tendrá una oportunidad de salvarse y es si no le das córticos. Así de duro y extremo es esto.

      Si decides quitarle los córticos, lee mi post Si mi gato tuviera Pif. Y sigue las indicaciones de tratamiento. En ese post eso digo, lo que yo haría, solo tienes que mirar los datos y seguir indicaciones si lo deseas intentar.

      http://gatospif.blogspot.com.es/2017/06/si-mi-gato-tuviera-un-diagnostico-de-pif.html?m=1

      Siento no poder decirte ni ayudar más, estoy agotada de tres años de intentos, muy poquitos gatos se han salvado, porque a partir de que decidas quitarle los córticos o encuentras un veterinario que quiera salvarlo o estarás sola, así de duro es todo. Si lleva mucho con córticos y antibióticos (fíjate si le están dando algún antibiótico de los que pongo como "malos", hay que quitarle los córticos poco a poco y tratar de activar sus defensas cuanto antes con vitaminas.

      Mucho ánimo y un abrazo, en mi blog está todo lo que necesitas para intentar averiguar si tú gato tiene un buen diagnostico de pif y lo que yo haría. O es un caso aislado de pif o es uno más de tantos equivocados.

      Ánimo con todo
      Cris

      Eliminar